CLIENTES

  • Los consumidores experimentan una exigencia acelerada de digitalización de sus transacciones.

 

  •  Los clientes tienen mayor acceso a información y criterios para sustituir productos y servicios.

 

  • Estamos en un escenario económico donde se prioriza el gasto y se demandan niveles superiores de calidad y servicios asociados.

TRABAJO

  • Las formas de trabajo convencional son afectadas significativamente por el actual escenario de emergencia sanitaria.
  • Nuevas competencias y habilidades requeridas a los empleados en la era de la información.
  • Necesidad de accesibilidad a herramientas tecnológicas para impulsar el trabajo colaborativo.

PROCESOS

  • Necesidades imperantes de automatización de controles y alta eficiencia en procesos.

 

  • Contar con información  y métricas en “tiempo real” para la toma de decisiones.

 

  • Respuesta ante eventos adversos y acciones de contingencia inmediata, óptima resiliencia.

 

  • Seguridad de la información y preservación del conocimiento y de activos intangibles.

 

  • Necesidad de convergencia de recursos y sistemas Cloud y gestión de Big-Data.